Chiche roja, identificación y métodos de control para eliminarla

chinche roja control de plagas

La chinche roja (Pyrrhocoris apterus) es un insecto nativo de Europa y Asia occidental.  La chinche roja se reproduce con tanta rapidez que puede llegar a la categoría de plaga en poco tiempo si no se toman las medidasa adecuadas de control. Esta plaga es especialmente activa durante los meses más calurosos del año, que suele coincidir también con la temporada más seca (dependiendo de la región en que te encuentres).

Ciclo de vida y descripción

Las chinches rojas pasan por un ciclo de vida simple (huevo, ninfa, adulto) y típicamente tienen una generación por año.  Los investigadores han observado que algunos bichos de fuego (como también se le conoce a la chinche roja) adultos viven hasta dos años. Sus ciclos de vida pueden ser influenciados por factores climáticos (por ejemplo, el clima y la temperatura), pero normalmente pueden tardar de 2 a 3 meses.

Las hembras que invernan pueden poner entre 40 y 80 huevos en toda su vida, normalmente a partir de junio. Los huevos son bastante discretos, pero al principio son de color blanco y gradualmente se vuelven amarillo-rojos antes de nacer. Las ninfas del insecto de fuego rojo pasan por cambios fisiológicos durante un período de 17 a 24 días antes de alcanzar finalmente su forma adulta.

Chinche de fuego rojo (Pyrrhocoris apterus)

Las ninfas jóvenes se parecen a las ninfas de los bichos de los bojes, mientras que las ninfas mayores se parecen a las adultas, excepto que son más pequeñas y tienen almohadillas de alas reducidas. Los chinches adultos comienzan a aparearse a la semana de su aparición; sin embargo, las hembras no ponen huevos hasta el año siguiente.

También te puede interesar:  Chicharritas, cotorritas verdes o saltahojas

Los adultos comenzarán a hibernar cuando los meses de invierno comiencen a asentarse.  Esta hibernación suele comenzar cuando la duración del día es inferior a 12 horas por día. Los adultos miden 6,5-12 mm de largo y, en general, las hembras son un poco más largas y anchas. Las alas delanteras tienen un tamaño variable, que va desde las más cortas a las más ausentes. El patrón de color de las alas delanteras también es muy variable cuando está presente, pero generalmente es de cuerpo rojo con manchas negras. Las alas se cruzan sobre la espalda y se mantienen planas contra el cuerpo en reposo.

Huéspedes y comportamiento

Los bichos de fuego rojo se alimentan de las semillas caídas de una amplia gama de plantas. La planta huésped más común en la que se encuentran los insectos son los tilos (Tilia sp.).

Las ninfas y los adultos buscan la sombra durante el día para asegurar sólo una generación al año. Al igual que los bichos del boj oriental, los bichos rojos del fuego son gregarios y se pueden encontrar en masa en casas, estructuras, plantas y bajo la hojarasca.

A medida que la estación avanza hacia los meses de otoño y la luz del día comienza a acortarse, los adultos comenzarán a buscar lugares para invernar, generalmente encontrando el camino hacia las casas y otras estructuras, convirtiéndose en una molestia para los propietarios de las casas.

A pesar de su coloración tan viva y su nombre amenazador, los bichos rojos son inofensivos tanto para los humanos como para sus anfitriones.  Tienen numerosos enemigos naturales que incluyen ácaros, aves, mamíferos, anfibios y hormigas.  Sin embargo, si se ven amenazados, se sabe que responden a las posibles amenazas de dos maneras diferentes. Los bichos rojos de fuego tienen una glándula olfativa a cada lado del abdomen que puede emitir un olor fétido, y también pueden regurgitar un fluido ofensivo del estómago.

También te puede interesar:  Mosca del mantillo o mosquilla negra

Técnicas de control de plagas para la chinche roja

Debido a que este insecto no daña la salud de los árboles, no se considera un problema de salud forestal; por lo tanto, no hay muchos tratamientos para la chinche roja. 

No se recomienda aplastar estos insectos ya que pueden omitir un olor fétido cuando son aplastados. Este olor tiene el potencial de atraer más insectos a la zona, a su vez exacerbando la situación. También existe la posibilidad de manchar alfombras y telas cuando son aplastadas.

La mejor manera de mantener a Pyrrhocoris apterus es asegurarse de que no hay puntos de entrada en la casa. Tapar los huecos alrededor de las ventanas y puertas con burletes, reparar o rellenar los agujeros en los cimientos y usar mallas en las ventanas y puertas ayudará a prevenir su entrada.  En algunos casos, sellar completamente la casa puede ser casi imposible. Si los insectos logran entrar en la casa, simplemente aspírenlos y desháganse de ellos.

Se podría aplicar el uso de un insecticida etiquetado para la lucha contra los bichos rojos, tratando el exterior del edificio en el momento del enjambre en el otoño. Tratar los laterales, ventanas, puertas y los cimientos del edificio con un insecticida. Muchas empresas de control de plagas ofrecen servicios que ayudan a controlar el insecto alrededor de las casas.

El uso regular de agua a alta presión de una manguera de jardín rociada directamente sobre las colonias de insectos puede ser eficaz.

Una alternativa a los insecticidas sintéticos es una mezcla de agua jabonosa que puede utilizarse para rociar directamente a los insectos ha demostrado tener algún efecto de derribo:

También te puede interesar:  Gorgojo del guisante

Insecticida casero:

  • 2 cucharadas de jabón líquido para platos
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de aceite de cocina (por ejemplo, canola, oliva)

Instrucciones:

Mezcle los ingredientes y póngalos en una botella de spray vacía o en un spray de bomba de mano. Rociar los insectos directamente asegurándose de cubrirlos lo mejor posible con la solución para lograr los mejores resultados. Rociar tan a menudo como sea necesario.  El jabón sólo mata a los insectos que están siendo rociados y no tiene efectos residuales una vez que se seca.

Muchas legislaciones nacionales prohíben el uso de pesticidas con fines cosméticos en céspedes, jardines vegetales y ornamentales, patios, entradas, cementerios y en parques y patios de escuelas. No hay excepciones para las infestaciones de plagas (insectos, hongos o malezas) en estas áreas, ya que existen plaguicidas de menor riesgo, bioplaguicidas y alternativas a los plaguicidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *