¿Cómo eliminar los pulgones de las lechugas?

Cómo eliminar los pulgones de las lechugas

Los pulgones es una de las primeras plagas en aparecer en el jardín cuando las temperaturas lo permiten. Se trata de insectos blandos que usan se alimentan de la savia de las plantas y generalmente aparecen en colonias en la parte inferior de las áreas de crecimiento.

Así, las hojas infestadas pueden marchitarse o volverse amarillas debido a la pérdida excesiva de savia. Si bien su instalación en árboles y arbustos no trae problemas serios, si se ubican en hortalizas, como es el casi de las lechugas, estas plagas causan daños importantes.

Entonces, ¿cómo podemos evitar y eliminar los pulgones de las lechugas?

Evita los fertilizantes nitrogenados permiten su multiplicación excesiva

Cuando los pulgones aparecen en nuestras lechugas, sería recomendable dejar de administrar fertilizantes nitrogenados que pueden contribuir aún más a la infestación de las plantas. Esta plaga tiene un desarrollo mucho más pronunciado cuando se administran fertilizantes.

Además del efecto directo que tienen los pulgones en las plantas, pueden ser portadores de virus peligrosos que enferman los cultivos. Además, las secreciones de pulgones depositadas en las plantas pueden contribuir a la aparición de moho gris.

Aplica una solución a base de aceite vegetal y detergente

Si no quieres utilizar insecticidas químicos, puedes hacer uso de soluciones alternativas: desde una mezcla de aceite vegetal con detergente para lavavajillas hasta incluir en tu jardín plantas que repelen estas plagas.

La mezcla más recomendada para eliminar los pulgones se puede obtener de una taza de aceite en la que se pone una cucharadita de detergente lavavajillas líquido. Después, la solución se rocía sobre las áreas afectadas.

También te puede interesar:  Plagas que afectan a la Papaya

Sin embargo, se recomienda que el agua que utilice en la solución sea agua de lluvia. El agua del grifo suele contar con cloro y piedra caliza, y el cloro es un poderoso desinfectante que puede afectar la eficacia de este método.

Prepara una solución a base de ajo

Otra forma de controlar los pulgones en el huerto y con ello evitar las plagas en nuestras lechugas puede ser preparar una solución a base de ajo. Debido al azufre que contiene el ajo, tiene efectos insecticidas y fungicidas, dando muy buenos resultados en el control de los pulgones de las plantas.

Para preparar esta solución se necesitan 100 gramos de ajo que se tritura y se remoja en dos cucharadas de aceite durante 12 horas. Sobre esta mezcla añadimos un litro de agua de lluvia y dejamos durante una semana a una temperatura de 16-20 ° C. La solución así obtenida se filtra y se diluye con agua de lluvia al 5%, tras lo cual se pulveriza sobre las plantas afectadas. El macerado concentrado se puede almacenar en el frigorífico, en botellas bien cerradas, para su uso durante un período más prolongado.

Cultiva plantas que atraigan a los pulgones

Debido a que algunas plantas son más atractivas para los pulgones, se pueden incluir al jardín como una «trampa»; y así, evitar que estas plagas afecten nuestro huerto y nuestras lechugas. Las plantas más conocidas que atraen a los pulgones son el berro, el repollo, los guisos, las caléndulas y el abedul. Entre estas, el berro es la planta más eficaz. Una vez que la planta ha sido cubierta por una colonia de pulgones, simplemente arrancamos y desechamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *