¿Cuál es la diferencia entre fumigación y desinfección?

Fumigación y Control de Plagas Urbanas

Conseguir las diferencias entre fumigación y desinfección no es difícil, lo que si podemos decir es que ambas son necesarias para la salud en general y han sido creadas producto de la investigación del hombre y su necesidad por subsistir en su medio.

Por un lado debemos comprender que la fumigación permite erradicar cualquier tipo de plaga que existe en la casa, oficina o empresa, mientras la desinfección elimina a los insectos que afectan a diario lo que conocemos como la salud pública.

Por otro lado la desinfección utiliza unos puntos específicos en los métodos físicos y químicos para la eliminación de los microorganismos, mientras la fumigación contiene una diversidad de métodos que se basan en la aplicación de solo químicos o productos naturales.

La fumigación permite atacar a plagas más grandes estando incluidas entre estas las ratas, mientras en la desinfección quizás podamos llegar a unos microorganismos o virus.

Los métodos de fumigación son más conocidos por el humano en común y siempre lo pueden visualizar, en cambio con la desinfección podemos utilizar un método intangible como son los rayos ultravioletas o los propios ultrasonidos.

Cuando fumigamos tratamos de que los químicos que estamos utilizando estén lejos del agua para no contaminarlos, en los métodos físicos de la desinfección el agua es parte de la solución para la eliminación de bacterias y hongos.

Los alimentos son otro de los productos que deben estar bien alejados en cualquier proceso de fumigación, mientras en el método de calentamiento de la desinfección conocidos como pasteurización y ebullición, el tratamiento puede ser aplicado directamente a algunos alimentos, para preservarlos o disminuir su nivel de bacterias.

También te puede interesar:  Métodos de eliminación de plagas

Todos los procedimientos de la fumigación se realizan en hogares, casas o empresas, pero siempre son sitios en donde transitan muchas personas, en cambio la desinfección puede ocurrir en lugares muy privados y con un objetivo más empresarial, como es el proceso de pasteurización, ebullición, ultrasonidos y radiaciones.

Todos cuando hablamos de fumigación reconocemos los distintos métodos que se utilizan y estamos familiarizados, en el caso de la desinfección hasta que no lo investigamos desconocemos por lo menos su poder de erradicación de microbios en los materiales de laboratorio.

Los procesos de fumigación son muy técnicos, al alcance de muchas personas que logran experiencia, en cambio existen procesos dentro de la desinfección que pueden ser ejecutados por científicos y profesionales de la salud.

En los procesos de fumigación debemos cuidar el medio ambiente así como el contacto de los miembros de la casa con cualquiera de estos productos que utilizamos para evitar posibles males, en cambio en el método de desinfección por calentamiento, los métodos son realmente sencillos e inofensivos.

El proceso de desinfección puede ser tan delicado que hasta puede erradicar los microbios y virus de nuestra ropa a través del planchado, en cambio en la fumigación más bien evitamos que dicha ropa entre en contacto con alguno de los químicos que se utilizan.

Como podemos apreciar existen amplias diferencias entre el proceso de fumigación y desinfección, por lo tanto podemos concluir que los mismos son completamente beneficiosos pero muy distantes en su objetivo an a diario lo que conocemos como la salud pública.

Por otro lado la desinfección utiliza unos puntos específicos en los métodos físicos y químicos para la eliminación de los microorganismos, mientras la fumigación contiene una diversidad de métodos que se basan en la aplicación de solo químicos o productos naturales.

También te puede interesar:  Qué come la rata doméstica

La fumigación permite atacar a plagas más grandes estando incluidas entre estas las ratas, mientras en la desinfección quizás podamos llegar a unos microorganismos o virus.

Los métodos de fumigación son más conocidos por el humano en común y siempre lo pueden visualizar, en cambio con la desinfección podemos utilizar un método intangible como son los rayos ultravioletas o los propios ultrasonidos.

Cuando fumigamos tratamos de que los químicos que estamos utilizando estén lejos del agua para no contaminarlos, en los métodos físicos de la desinfección el agua es parte de la solución para la eliminación de bacterias y hongos.

Los alimentos son otro de los productos que deben estar bien alejados en cualquier proceso de fumigación, mientras en el método de calentamiento de la desinfección conocidos como pasteurización y ebullición, el tratamiento puede ser aplicado directamente a algunos alimentos, para preservarlos o disminuir su nivel de bacterias.

Todos los procedimientos de la fumigación se realizan en hogares, casas o empresas, pero siempre son sitios en donde transitan muchas personas, en cambio la desinfección puede ocurrir en lugares muy privados y con un objetivo más empresarial, como es el proceso de pasteurización, ebullición, ultrasonidos y radiaciones.

Como podemos apreciar existen amplias diferencias entre el proceso de fumigación y desinfección, por lo tanto podemos concluir que los mismos son completamente beneficiosos pero muy distantes en su objetivo an a diario lo que conocemos como la salud pública.

Por otro lado la desinfección utiliza unos puntos específicos en los métodos físicos y químicos para la eliminación de los microorganismos, mientras la fumigación contiene una diversidad de métodos que se basan en la aplicación de solo químicos o productos naturales.

También te puede interesar:  ¿Por qué pican los mosquitos?

La fumigación permite atacar a plagas más grandes estando incluidas entre estas las ratas, mientras en la desinfección quizás podamos llegar a unos microorganismos o virus.

Los métodos de fumigación son más conocidos por el humano en común y siempre lo pueden visualizar, en cambio con la desinfección podemos utilizar un método intangible como son los rayos ultravioletas o los propios ultrasonidos.

Cuando fumigamos tratamos de que los químicos que estamos utilizando estén lejos del agua para no contaminarlos, en los métodos físicos de la desinfección el agua es parte de la solución para la eliminación de bacterias y hongos.

Los alimentos son otro de los productos que deben estar bien alejados en cualquier proceso de fumigación, mientras en el método de calentamiento de la desinfección conocidos como pasteurización y ebullición, el tratamiento puede ser aplicado directamente a algunos alimentos, para preservarlos o disminuir su nivel de bacterias.

Todos los procedimientos de la fumigación se realizan en hogares, casas o empresas, pero siempre son sitios en donde transitan muchas personas, en cambio la desinfección puede ocurrir en lugares muy privados y con un objetivo más empresarial, como es el proceso de pasteurización, ebullición, ultrasonidos y radiaciones.

Como podemos apreciar existen amplias diferencias entre el proceso de fumigación y desinfección, por lo tanto podemos concluir que los mismos son completamente beneficiosos pero muy distantes en su objetivo en sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *