Fumigación con humo para cucarachas

Fumigación con humo para cucarachas

Fumigación con humo para cucarachas. Una situación realmente desagradable con la que todos nos hemos topado alguna vez es la de encontrarse a una cucaracha y verla correr a través de la cocina hacia un rincón o agujero a través del cual se termina esfumando de nuestra vista finalmente. Quizá habrá quien no le dé mucha importancia a esto, pero la presencia de estos seres puede representar un peligro para la integridad de toda tu familia.

El simple hecho de que en tu hogar haya una población de cucarachas significa que probablemente intentarán alimentarse y conseguir agua para poder prosperar. Es bien sabido que por sí solas no suelen representar un peligro, pues no es para nada común que agredan a humanos a pesar de tener la habilidad de morderlos (y las pocas ocasiones en que esto pasa, no hay mayor efecto que algo de molestia en los días siguientes).

El verdadero conflicto son todas las enfermedades a las que se expone tu familia o tus clientes (si tienes un local de comida o restaurant especialmente). Cosas tan graves como fiebre tifoidea, disentería, salmonela, cólera y hasta lepra (además de otras tantas), son los motivos de preocupación que realmente debes tener siempre en mente…

Es común correr al mercado más cercano y comprar insecticidas en spray para poder eliminarlas una a una cuando las veas, o inclusive hay quienes se atreven a “hacer una fumigación casera”. Honestamente, todo esto termina siendo una pérdida de tiempo y al final tendrás que llamar sí o sí a un grupo de expertos especializados en el tema.

Cuando estos lleguen a tu casa, podrán usar varios métodos. Normalmente la idea es poder erradicar de raíz toda la población presente en tu área a través de ciertos procedimientos; bien sea ahuyentando a los adultos, acabando con las crías o ambas. En el caso de las cucarachas hay algunas empresas que prefieren utilizar gas (conocido en algunos lugares como humo).

También te puede interesar:  Cómo son los huevos de cucarachas

Cómo fumigar con humo

Esto normalmente suele ser bastante efectivo. De hecho, se utiliza con otras especies también, a través de productos diferentes. El gas en cuestión es esparcido por un profesional del control de plagas debidamente protegido y permite tener un gran alcance a lo largo y ancho de todo el hogar.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es que en algunas ocasiones, estos productos pueden ser dañinos para la salud y el medioambiente. Es por eso que no es recomendable intentar aplicarlos de manera manual y casera (porque hay quienes se aventuran a hacerlo); pues las empresas son conscientes de la potencia de los químicos, además de tener presentes siempre las restricciones medioambientales impuestas por los gobiernos y autoridades competentes.

Es probable que después de la aplicación del humo no puedas ingresar al área en una cantidad considerable de horas. Además, hay casos en los que es posible que se necesiten varias sesiones o ciclos para erradicar de raíz todo el problema. Sin embargo, debes tener en cuenta que acabar con las cucarachas es estrictamente necesario en todos los casos pues como ya mencionamos pueden ponerte en riesgo a ti y a las personas que más quieres.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*