Mariquitas: un enemigo natural de los pulgones y otros insectos

Mariquitas

Los pulgones son serios enemigos de cualquier jardín bien cuidado. Son extremadamente peligrosos porque privan a la planta de jugos. Se alimentan con mayor frecuencia de brotes jóvenes, hojas e inflorescencias. Inhiben el crecimiento de las plantas e incluso pueden provocar su muerte. En la lucha contra ellos, vale la pena usar aliados naturales, que son las mariquitas.

Índice

    Síntomas de alimentación de áfidos 

    Los pulgones pueden aparecer en el jardín en cualquier época del año, y la mayoría de los ejemplares que decoran tu zona de relax pueden ser presa de ellos. Atacan hortalizas, plantas ornamentales así como árboles y arbustos. Las plagas son fáciles de reconocer. Son pequeños, de 2-5 mm de largo. Su cuerpo es redondo, ligeramente aplanado. Vienen en forma alada o no alada. 

    Pueden ser de color amarillo, crema, verde, negro, rojo o naranja. Su invasión se puede notar con relativa rapidez; por ejemplo, por medio de: 

    • deformación de la hoja
    • la aparición de una sustancia pegajosa en hojas, brotes y tallos
    • hojas amarillentas
    • flexión antinatural de los brotes
    • secado de fragmentos de plantas
    • inhibición del crecimiento del espécimen

    Vale la pena recordar que la lucha contra los pulgones debe comenzar tan pronto como note su invasión. Los insectos se reproducen rápidamente y, después de destruir una planta, atacan a las que se encuentran a su alrededor. En la lucha contra ellas, los aliados naturales de los jardineros, es decir, las mariquitas, pueden resultar de gran utilidad. 

    Mariquitas - características 

    Las mariquitas de siete puntos (del latín Coccinella septempunctata ) y las mariquitas asiáticas (del latín Adalia bipunctata ) son excelentes para combatir los pulgones en el jardín. Aunque los insectos evocan asociaciones bastante positivas y se asocian con la mansedumbre, son extremadamente depredadores de sus enemigos naturales: pulgones, abejas melíferas o larvas. 

    tecnicas de control fitosanitario¿Qué es el control fitosanitario?

    Se estima que las mariquitas adultas pueden comer hasta varias docenas de pulgones cada día . Las larvas aparentemente inocentes también son sorprendentemente efectivas, ya que pueden absorber hasta varios miles de pulgones en solo unas pocas semanas. 

    A menudo, los propios jardineros dañan sus cultivos porque destruyen accidentalmente las larvas de mariquita que no se parecen a los individuos maduros. El cuerpo de las larvas tiene forma alargada y se caracteriza por un color negro y 3 pares de patas. Aparentemente, las larvas pueden parecerse a las plagas, por lo que los jardineros suelen eliminarlas de forma preventiva. 

    ¿Cómo atraer a las mariquitas al jardín? 

    Básicamente, tiene sentido tener mariquitas en su jardín, ya que tiene muchos beneficios. En primer lugar, ayudan a combatir no solo plagas como los pulgones, sino también insectos y otros insectos pequeños. Incluso si su jardín no está infectado con pulgones, vale la pena cuidar su seguridad de antemano. A continuación se muestran algunas formas de hacer que aparezcan mariquitas en el jardín. 

    Asegúrese de que los insectos tengan un lugar para vivir

    Las mariquitas son escarabajos que viven en condiciones específicas. Para que se establezcan en el jardín, vale la pena asegurarse de que tengan un lugar para vivir. Para este propósito, la hierba no debe cortarse demasiado baja, y puede dejar algunas hojas debajo de los arbustos, donde pueden esconderse. 

    Los insectos se instalarán con gusto en su jardín si prepara sus casas para el invierno. En el otoño, vale la pena desenterrar pequeños hoyuelos en los que debes poner algunas hojas aplastadas. Gracias a esto, los insectos ganarán un ambiente amable y cálido para poder desarrollarse en la próxima temporada. 

    En qué consiste el control biológico de plagasEn qué consiste el control biológico de plagas

    Mucha gente también invita a los insectos al invernadero. Allí se las arreglan muy bien con la invasión de pulgones, que atacan con avidez tomates y fresas. También vale la pena colocar algunas hojas en la habitación para brindar calor y refugio a los insectos. 

    No mates a los insectos

    Si bien muchas personas quieren que las mariquitas las ayuden a combatir los pulgones, sin saberlo, se deshacen de los insectos beneficiosos. Si bien las mariquitas evocan asociaciones positivas, sus larvas o huevos pueden alentarlo a deshacerse de ellas de las plantas y el área circundante, por si acaso. Muy mal. Recuerda que las larvas de mariquita comen muchos insectos. 

    Es posible que observe pequeños huevos de color naranja en las plantas que son atacadas por pulgones. No tengas miedo de que estas sean más plagas. Las mariquitas a menudo se reproducen donde habrá buenas condiciones de vida. Como las larvas también son depredadoras, las mariquitas quieren nacer donde tengan libre acceso a la comida. 

    Pulverizar y rociar con agua y azúcar

    Una forma efectiva de atraer a las mariquitas a su jardín es rociarlas con agua y azúcar . Para hacer esto, combine 1 litro de agua con una cucharadita de azúcar. Tal mezcla imita el líquido pegajoso que los insectos crean en la superficie de las plantas, por lo que las mariquitas serán atraídas a su jardín por la visión de una alimentación fructífera. 

    La fumigación se debe realizar como máximo una vez por semana. Sin embargo, los expertos advierten que la planta debe ser monitoreada durante este tiempo, ya que el dulce líquido puede atraer no solo a las mariquitas beneficiosas sino también a los insectos dañinos que debilitarán la planta. 

    manejo integrado de plagas urbanasManejo integrado de plagas urbanas

    Planta flores amarillas y blancas en el jardín

    Curiosamente, las mariquitas se sienten atraídas por las flores amarillas y blancas. Se encuentran muy a menudo en las flores de diente de león y narciso. Si quieres influir en el tamaño de la población de insectos de tu jardín, planta algunos ejemplares de flores amarillas y notarás rápidamente que en ellos aparecerán muchas mariquitas. 

    Las plantas de flores amarillas se plantan mejor debajo de árboles, arbustos y flores que tienen mayor riesgo de infestación de áfidos. Gracias a esto, actuarás de manera preventiva, ya que las mariquitas aparecerán en las inflorescencias y, en caso de infestación de insectos, serán atraídas a las plantas indicadas por la sustancia pegajosa que dejan. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir