Polilla de la manzana

polilla de la manzana

Polilla de la manzana (Cydia pomonella). Una de las principales plagas de las manzanas, la polilla de la manzana, se encuentra en todas las zonas donde se cultivan manzanas. Ataca las peras, los albaricoques y los membrillos, y por supuesto, las manzanas. Estas orugas se encuentran pequeños agujeros en la fruta, generalmente en o cerca del extremo de la flor. En el interior, los gusanos de color blanco rosado con cabezas marrones se alimentan de la pulpa, dejando túneles llenos de frascos (excrementos) parecidos al aserrín. Las larvas que se alimentan en el interior del fruto en desarrollo a menudo hacen que los frutos se caigan prematuramente.

Las larvas de esta polilla pasan el invierno en capullos bajo la corteza suelta del tronco o bajo la maleza del suelo. En la mitad de la primavera, pupan, emergiendo como polillas de color marrón grisáceo a finales de la primavera. Las hembras ponen huevos en hojas, ramas y frutos del manzano. Las larvas se alimentan de las hojas antes de entrar en los frutos. Después de alimentarse durante tres a cinco semanas, salen y se arrastran por el tronco en busca de un lugar para formar el estado de pupa. Puede haber hasta tres generaciones de esta plaga por año.

Control de la plaga de la polilla de la manzana

  • Pulverizar con el insecticida Bacillus thuringiensis (Bt). Se necesitan al menos tres pulverizaciones, y el momento es crítico: Hacer la primera pulverización 15 días después de que empiece la caída del pétalo, y posteriormente a intervalos de cinco días. Anotar cuándo comienza la caída del pétalo y marque los días de pulverización en un calendario. Los horticultores utilizan trampas pegajosas cebadas con feromonas de la palomilla del diablo para cronometrar las pulverizaciones con exactitud.
  • Las avispas parásitas están disponibles para atacar a las orugas cuando salen del cascarón.
  • Rastrillar las hojas y los frutos caídos durante la temporada de crecimiento y en otoño después de que todas las hojas se han caído.
También te puede interesar:  Gusano cogollero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *