Principales plagas del maíz

Principales plagas del maíz

Las plagas del maíz aparecen, principalmente, durante la temporada de crecimiento, se alimentan de las plantas, las debilitan y, en consecuencia, afectan su crecimiento y pueden llegar a acabar con su vida. A continuación, compartimos los primeros síntomas de las plagas del maíz y cómo identificar las plagas que afectan a esta especie con mayor frecuencia.

Conoce, a continuación, las principales plagas del maíz:

Equinopsis

Se trata de una plaga peligrosa del maíz; también conocida como barrenador europeo del maíz (Ostrinia nubilalis). La toronja daña todas las partes aéreas de las plantas: brotes, hojas y cogollos de mazorca. Como consecuencia de su alimentación, los tallos del maíz se rompen y las panículas se secan, lo que acorta el período de polinización del maíz, lo que a su vez conduce a un deterioro de la calidad del cultivo. Las orugas o gusanos de esta plaga suelen encontrarse escondidas en los residuos de la cosecha, por eso es tan importante sacarlas del campo a tiempo. Estas orugas en mayo hilan capullos y pupan, volando en junio. Mientras que las polillas hembras ponen sus huevos en julio.

Inmediatamente después de la eclosión, las orugas se transfieren a los estigmas frescos de las mazorcas y las roen. Luego muerden los tallos. El barrenador europeo se alimenta de las hojas de las mazorcas y las vuelve blancas y secas. Si observamos que las mazorcas cuelgan del maíz y luego se caen, es el síntoma final de la presencia del barrenador europeo del maíz, cuyas orugas han roído las mazorcas de raíz; debilitando sustancialmente su estructura.

Pulgones del maíz

Otra plaga del maíz son los pulgones. Los pulgones más comunes que atacan el maíz son el pulgón de la cereza y el pulgón del rosal. Los pulgones chupan la savia del maíz, debilitan su crecimiento y, lo que es más importante, pueden llegar a transmitir virus peligrosos que causan enfermedades virales, como el enanismo de la cebada amarilla en el maíz.

Para combatir los pulgones en el maíz, vale la pena utilizar preparaciones confeccionadas a base de ingredientes naturales o decocciones de plantas que preparamos nosotros mismos. Si cultivamos una pequeña cantidad de maíz para las llamadas necesidades propias, recurrir a la fumigación ecológica es la mejor solución.

Es fácil combatir los pulgones con cáscara de cebolla o extracto de ajo. Para preparar el extracto de cáscara de cebolla, toma 200 g de cáscara de cebolla, vierte 10 litros de agua, y después de 3-4 días, cuela y obtén una preparación lista.

Para preparar el extracto de ajo necesitamos 250g de cabezas de ajo molidas, a las que añadimos 10 litros de agua y mezclamos varias veces. Pasados 15 minutos, escurrimos el líquido. La pulverización sobre el maíz se realiza después de la dilución con agua en una proporción de 1: 1.

¿Cómo prevenir las plagas del maíz?

En el cultivo de maíz, debemos de tener en cuenta algunas reglas que ayudarán a reducir la aparición de plagas.

Un consejo sería llevar a cabo un arado profundo otoñal, eliminando las malas hierbas y los escombros de la cosecha de los campos, que son; así mismo, la fuente de alimentación de las plagas del maíz. De esta forma, limitaremos, entre otros la presencia del gusano barrenador europeo.

By Experto en Fumigaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *