Saltamontes

plagas de saltamontes

Saltamontes. Las poblaciones de saltamontes son cíclicas, y cuando su número llega a su máximo, estas plagas se comen casi cualquier planta que encuentran a su paso, arrasando con jardines y campos de cultivo enteros. En los huertos, tienen predilección particularmente por la lechuga, las zanahorias, los frijoles, el maíz dulce y las cebollas. Los primeros signos de alimentación de los saltamontes jóvenes son los agujeros dentados y andrajosos masticados en las hojas.

Hay muchas especies de saltamontes en América del Norte, y alrededor de 30 de ellas califican como plagas de jardín. Todas las especies y la mayoría de las etapas de los saltamontes se ven casi iguales: cuerpos largos y estrechos, con patas traseras anguladas adecuadas para saltar, y una cabeza con ojos grandes y piezas bucales masticables. La mayoría de los saltamontes pasan el invierno como huevos en el suelo. En primavera, los jóvenes sin alas eclosionan y se alimentan del tierno follaje cerca de la superficie del suelo. Mudan y llegan a la fase adulta en pocas semanas. Los adultos son alados y pueden viajar grandes distancias para alimentarse. Normalmente hay una o dos generaciones por año. El daño del saltamontes es más severo en el centro del país, en una banda que se extiende desde Minnesota y Montana en el norte hasta Texas y Nuevo México en el sur.

Prevención y control de los saltamontes

  • Cubrir las plantas con tela de jardín para evitar que las ninfas y los adultos se alimenten.
  • Fomentar los enemigos naturales de los saltamontes, incluyendo aves, escarabajos de tierra y larvas de escarabajos.
También te puede interesar:  Polilla de la col (Plutella xylostella)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *